Loading...
Descubriendo el desconocido
Historia del Mundo
La Historia

Abías

Abías también conocido por el nombre de Abiyam fue el cuarto rey de la casa de David y el segundo del Reino de Judá, siendo el hijo de Rehoboam y Macá, reinando del 980 A.C al 978 a.c. Su padre tuvo Rehoboam tuvo dieciocho esposas y sesenta concubinas, pero la mujer que ha hallado favor a sus ojos fue Macá y por esto su hijo Abías fue bendecido con el reinado.

Su vida amorosa es marcada por 14 esposas de las cuales tuvieron 38 hijos.

980 A.C: Muerte del rey Rehoboam se asciende al trono Abías

En el inicio de su reinado el reino de Israel vuelve a enfrentarlos, pero el ejército de Jeroboam I rey de Israel, no pudo derrumbar a Judá. Judá se prepara para el enemigo con 400.000 hombres preparados para el combate, mientras que su enemigo Jeroboam I de Israel se presentó para la guerra con la doble proporción con 800.000 hombres.

Y en la región montañosa de Efraín, en el monte Zemaraim el rey Abías explana su discurso delante de las hostilidades provocadas por Israel. Este discurso fue registrado en el libro de 2 Crónicas 13: “Óiganme, oh Jeroboán y todo Israel. 5 ¿No es cosa que ustedes deban saber, el que Jehová el Dios de Israel mismo dio un reino a David+ sobre Israel para tiempo indefinido,+ a él y a sus hijos,+ por un pacto de sal?+ 6 Y Jeroboán+ hijo de Nebat, el siervo+ de Salomón hijo de David, procedió a levantarse y rebelarse+ contra su señor.*+ 7 Y hombres ociosos,+ individuos que no servían para nada,+ siguieron juntándose a su lado. Finalmente resultaron superiores a Rehoboam hijo de Salomón, cuando Rehoboam+ mismo se hallaba joven y de corazón tímido,+ y no contaba con suficiente fuerza para hacerles frente.

8 ”Y ahora ustedes están pensando que tienen suficiente fuerza para hacer frente al reino de Jehová en la mano de los hijos de David,+ cuando ustedes son una gran muchedumbre+ y están con ustedes los becerros de oro que Jeroboán les hizo como dioses.*+ 9 ¿No han expulsado ustedes a los sacerdotes de Jehová,+ los hijos de Aarón, y a los levitas, y no siguen ustedes haciéndose sacerdotes como los pueblos de los países?+ En cuanto a cualquiera que venía y llenaba su mano con poder* por medio de un toro joven* y siete carneros, llegaba a ser sacerdote de lo que no son dioses.*+ 10 En cuanto a nosotros, Jehová es nuestro Dios,+ y no lo hemos dejado; antes bien, hay sacerdotes ministrando a Jehová, hijos de Aarón, y también los levitas en la obra.+ 11 Y ellos están haciendo que las ofrendas quemadas humeen a Jehová mañana a mañana y tarde a tarde,+ y también incienso perfumado;+ y las capas de pan están sobre la mesa de [oro] puro,+ y hay el candelabro de oro+ y sus lámparas que encender tarde a tarde;+ porque nosotros estamos guardando la obligación+ para con Jehová nuestro Dios, pero ustedes mismos lo han dejado.+ 12 Y, ¡miren!, con nosotros está a la cabeza el Dios [verdadero]+ con sus sacerdotes+ y las trompetas de señal+ para hacer sonar la alarma de batalla contra ustedes. Oh hijos de Israel, no peleen contra Jehová el Dios de sus antepasados,+ porque no tendrán éxito”.+

Pesando que los pudieras vencer Jeroboán extiende una trampa al ejército de Abías cuando el mismo contaba distraído, hizo que parte de su ejército fuera por detrás del ejército de Israel cercando a todos sin que pudiera salir.

Cuando Judá se precavió había hombres de frente y por detrás de ellos, y Judá empieza a clamar a su Dios, los sacerdotes sonaban las trompetas. Preparando para el combate empiezan a dar un grito de guerra.

En el libro de 2 Crónicas nos muestra que en este momento del grito de guerra su Dios Jehová los derrumba, y los de Israel se ponen en fuga de los hombres de Judá. Judá los persigue y en este mismo día perecen 500.000 hombres de Israel. Jerobóan el rey de Israel junto con sus hombres se pone en fuga, Abías por su vez junto con Judá los persigue, en el trayecto fueron tomando ciudades Betel y su gente, Jesaná y su gente y Efrén y su gente.

Fue una victoria aplastadora, una que acabó con las hostilidades generadas de Israel contra Judá en estos tiempos.

Con el reinado de Damasco de Tab-Rimmón se sella una alianza entre ambos reyes. Marcando de este modo el inicio de las intervenciones de los sirios en los asuntos internos de Israel y de Judá.

978 A.C en su muerte el mismo es enterrado en Jerusalén y su hijo Asa asume el poder del reinado.

Gooji History

La historia de nuestro pasado